-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

martes, 7 de abril de 2015

Llegó la caza, se jodió la bici



Acabo de llegar de una de esas salidas que hago solitarias por mi zona de todos los días, para encontrarme conmigo mismo y ya de paso con los ruidillos de mi bici, cuando ensimismado en mis pensamientos veo en lo alto de la peña un elemento que me chista. Chsssss Chssssss

¡Coño! que hace este tío aquí vestido de encina. Le miro y analizo su alegre vestir..... pantaloncillo modelo "forestal" de pana para ir a la Antártida (18º hoy en Hoyo), chalequín sin mangas a juego con la encina de al lado donde se oculta (en argot: "Donde se aposta"), gorrilla con orejeras, espingarda de dos cañones en posición de carga, los zapatos, no los quise mirar, me daba miedo no poder digerirlo.

Rompia el conjunto geyper-camuflaje, camisola de manga larga de franela con cuadros "rojos-montería".

Muy bajito como si algo pudiera huir se dirige a mi y me dice:

Geyper-man: ¿Que hace usted aquí?
Yo me miro, me remiro también mi estúpido vestir, compruebo que llevo mi bici debajo de mi, le miro a él y le digo: Pues ya vé usted...... que he salido a comprar unos churritos y el Marca.

Geyper-man: Es que estamos cazando y somos muchos por aquí.

Yo mismo: Y yo montando en bici, y estoy solo.

Geyper-Man: No puede estar por aquí se puede llevar un disparo.

Yo mismo: ¡No joda! ¿Que hago? ¿me voy a mi casa?..... Buenos dias señor Encina, siga usted con sus tiros pero ponga atención en no darme.

Continúo escuchando mi bici: Clic, clic, chorrouk.

A un kilómetro un tío en lo alto una peña: YYYYYYIIIIIIEEEEEEEEE!!!!!!!!

Yo mismo: ¡Arrea!!! ¿A este tío que le pasa? Y está vestido igual que el otro, ¡será su hermano!

Miro a mi alrededor a ver si está llamando al ganado. Pues no, no hay nadie, creo que se dirige a mi.

Le contestaré que no hay que ser maleducado: ¡QUIIIIIIAAAAAAAAA!!!!!!!

El de la peña: (Con aspavientos y movimientos profusos de brazos):

¡YIIIIEEEEEEAAAAAHHHHHH! Y más palabras inteligibles.

Yo, que me gusta ser educado pero si me suelto las manos para saludarle me caigo, paso de devolverle los aspavientos que supongo que es que me estaba saludando desde lo alto la peña.

A las dos horas vuelvo a pasar de vuelta y ahí estaba el señor Encina, en el mismo metro cuadrado que le dejé, con su gorrilla, su camisa rojo-montería y su calzado, que no me atreví a mirar. No se había movido un metro, debía estar apostado mayormente. ¡Vaya domingo que se ha debido de pegar el tío!

Esta vez no se dirigió a mi.....ni para dispararme, que detalle.

Pues que bien, si no me veis por aquí algún dia es que alguien se está haciendo unas sopas con mi panceta porqué dejar de montar en bici, lo que se dice dejar de montar, va a ser que no.

*¿Que quiere decir YEEEEEEIAAAAAAAHHHHH cuando te dirijes a una persona?......¿buenos días tenga usted? ¿Que buen día de campo compartimos? ¿Váyase a joder la marrana a otro lado?.

...No se, no se que quería decirme el buen hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario