-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Nociones básicas de orientación




Otro importante capítulo de los que andamos por ahí y que completan la trilogía junto con el de Climatología y otro que no me acuerdo.

-La brújula Es un cacharrillo que si nuestro destino es el norte nos viene muy bien. La parte negativa es que solo sirve para ir al norte que es donde apunta su agujita y que bastará con seguirla.Pero pongamos por caso que ahora queremos ir a cualquier otro punto cardenal, bien, la brújula no nos será útil, pero hay otros señales que nos deja la naturaleza y la arquitectura humana y de las que podemos sacar provecho. Pongamos algunos ejemplos:

-En el desierto, las iglesias católicas siempre tienen el ábside mirando al este.
-El musgo siempre sale en la cara norte de las dunas.

-En los pinares del desierto si talamos un árbol veremos unos anillos que siempre estarán más separados por un lado, el sur. Si estos fuesen concéntricos es que nos hallamos sin duda alguna en el ecuador.

-Los agujeros de los hormigueros siempre enfocan al sur por ser la parte más protegida y así evitar corrientes.

-Para averiguar si estamos arriba o abajo, basta abrir un grifo y los giros que hace el agua al introducirse en el sumidero nos indicarán si estamos en el hemisferio norte, que girarán a la izquierda o viceversa para el hemisferio oeste.

-Con un reloj, si apuntamos la manilla de las horas hacia el sol y le buscamos la bisectriz que forma con la manilla de los minutos nos dará el sur por la mañana y el norte por la tarde. Si nuestro reloj se diese el caso de que es digital, bastará con que le pintemos las manillas y realizar la misma operación.



-Las mezquitas siempre miran al norte, esto es porque allí se encuentra la Meca. Con lo que si nuestro destino es el sur solo debemos girar a la izquierda por la tercera.

-Si nos encontramos un tío a gatas y no está en cuclillas, es presumible que esté rezando, con lo que si estamos al oeste de la Meca y el tío no está pimplado, su nariz apuntará al este.
-El sol siempre sale por arriba y se mete por abajo con lo que cuando está en cuarto creciente estamos mirando a la derecha.

-A mediodía nuestra sombra siempre indicará el norte.

-Cuernos a oriente, cuarto creciente, nos dice la luna. Y si es nueva, como no se ve pues es que es el norte mismamente.

-La estrella polar siempre apunta al sur. Se la localiza buscando una osa en el cielo que va en un carro, bastará con que prolonguemos cinco veces la distancia del asa del carro hacia la osa y nos dará con toda seguridad la posición de la estrella del polo, que por cierto es la única del mundo mundial que no se menea.

-La estrella del sur también nos señala el este si nos encontramos en el hemisferio oeste o en el trópico norte. Se localiza trazando una línea imaginaria en el horizonte, más o menos por donde a nosotros nos gustaría ir. Y vamos como quien no quiere la cosa hasta que nos encontremos a alguien, le preguntamos, y seguimos la nueva línea imaginaria del subconsciente propiamente dicho.

Fauna y gentes

Observando atentamente, también por sus habitantes o fauna podremos definir una zona aproximada y ya preguntando situarnos más específicamente en un punto estilográfico.



Con la práctica seremos capaces de deducir que si nos encontramos una llama estaremos posicionados por Perú, un tío con camiseta a rayas y sombrero de paja en Venecia, una jirafa en Pontevedra o un oso polar en Cuenca.

Si nos encontramos un torero podremos situar a nuestra persona e incluso a quien nos acompañe en España, o cerca de ella como mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario