-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

viernes, 3 de julio de 2015

Europeos o Mundiales


Tenemos lo que nos merecemos.

Antes éramos Españoles, ahora, estos operarios a los que hemos puesto un sueldo, un despacho, una silla y a alguno un palacio para que nos administren correcta y cómodamente, nos han dicho, y así tenemos que aceptarlo -que para eso son los administradores que nos administran-, que debemos de ser Europeos.

Como si ser Europeo fuese algo grande, algo espiritual, el orgasmo de ser, el súmmum.

Pues no, no es el súmmum..... bueno si, lo es, que lo dicen en la tele, pero solo hasta que alguien nos diga que dejamos de ser Europeos, que ahora somos Mundiales y entonces, todos diremos que somos Mundiales.





Lo dicen los que les pagamos para que nos administren.....así, que será.

Beeeee Beeeee.

¿Y porqué no puedo ser Español? ¿Aunque sea Español raso? ¿Español de pacotilla? ¿Español de tres al cuarto?

Yo no quiero ser Europeo cojona, los Europeos están aburridos, son unos siesos, están depresivos y tienden al suicidio.

¿Pero porqué esa puta manía de la globalización globalizada?

¿Qué pasa con nuestras señas de identidad? ¿Esas señas gañanas y casposas que son tan nuestras?

Yo quiero ser Español, me gusta que los demás fumen en la barra del bar y me echen el humo en la nuca, me gusta pisar en nuestras cantinas las cascarillas de las gambas y que suenen craaaak, me gusta echar la servilleta al suelo y que a las doce me aparte la oronda camarera de un escobazo para recogerlas, me gusta el cante jondo, el cine español, la envidia, la mujer de mi prójimo y ponernos verdes a nosotros mismos por ser Españoles.

Por gustarme, me gusta hasta ser el último en todas las encuestas de desarrollo en el telediario de las nueve. El último si, ¿pero la cara cachondos que tenemos? ¡Si se nos está llenando la costa de siesos y pelirrojos de lo bien que se lo pasan con nosotros!

Me gusta tomarme una cerveza junto al mar en esos chiringuitos que por ser europeos debemos derribar, no quiero los tomates de Marruecos quiero los de mi país, y mis vacas, y mi aceite de oliva y las pipas Facundo, el placer de este mundo.

Quiero mi vecina con sus rulos y Manolo el del bombo....bueno estos dos últimos no.... pero quiero que sigan existiendo que los dos forman parte de mi propia, gañana y casposa identidad.

Somos europeos, la era (moda) de la ecología. Se acabó pasear por el monte, se acabó acampar, se acabó mear en la orilla, cagar bajo una encina, bañarse en un río, entrar en una cueva, salirse del camino o coger setas.

Cubo verde, amarillo, azul, el de las pilas, el del vidrio y el de los aceites requemados.....pedidnos que colaboremos sonriendo pero por detrás, freídnos a impuestos amenazando.

¡Venga va que si no os vais a quedar escocidos! Colaboraremos. Ya llenaremos las viviendas esas de 30 metros que nos queríais encalomar de cubos de colores, pero... dejadme ser Español....... ¡Coño! por lo menos de una a dos, la hora del aperitivo. Y dejadme, aunque no quede muy Europeo, que tire la cascarilla la gamba al suelo, ya la recogerá alguien redié.

Hemos dejado de ser Españoles, Estos muchachos que hemos puesto a sueldo para que nos administren se les ha ido de la manos eso de la “Administración”. Ahora son la “Autoridad”.....y... a ver quien se la quita ahora.

Ahora tenemos que ser Europeos, pero mañana, mañana seremos Mundiales y pasado, Universales.

Yo no quiero ser Europeo redié que ya hay muchos y es la ostia de aburrido. Miradles las caras.

Beeee

No hay comentarios:

Publicar un comentario