-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Código africano

Se ven cosas tan feas de los que bajamos allí abajo....ni son "moros" ni son monos.

Algunas pautas y algunos trucos.

-Nunca fotografiéis a personas rezando, ni cuarteles o cualquier edificio militar.

-Para hacer fotos a alguien y sobre todo en el sur, hay que pedir permiso y especialmente a las mujeres, a muchos no les gustará y en la cultura musulmana a algunos les puede parecer incluso ofensivo, lo que habrá que respetar, agradecerlo con unas monedas no está de más.
-Enviar las fotos prometidas a los fotografiados.

-Hay que ser moderado en el vestir cuando estemos en zonas masificadas. Una vestimenta “escasa” especialmente en las mujeres puede ser ofensiva en algunos lugares. Igualmente nosotros debemos de eludir el pantalón corto si entramos en alguna zona de culto

-Si estamos en zonas alejadas del turismo es un signo de respeto quitarnos las gafas de sol para dirigirnos a alguien.

-Procurad diseñar vuestros viajes de tal forma que siempre os quede un rato para cruzar una mirada o una sonrisa con alguien, charlar un rato por el idioma de los gestos o echar una mano a quien lo necesite. Siempre vamos con prisa a África y en África, no hay prisa.
-Seamos humildes y respetuosos en nuestro trato con las gentes. Somos sus invitados, somos iguales que ellos, personas.

-En África no hay prisa por nada. Por tanto nosotros que normalmente si que la tenemos podemos ser tomados por mal educados, mejor no empezar con “regateos” y “negociaciones” si el grupo está arrancando coches o si no tenemos el suficiente tiempo para dedicarles.

-Nunca rechacéis un té si no es ofrecido "con espíritu comercial" para cerrar algún trato.
-A los niños no hay que darles dinero nunca.

-Encontraremos muchos pidiéndonos caramelos y bolígrafos no es bueno darles porque dejan de ir a la escuela para "vivir" en las cunetas pidiendo, eso queda ya en cada uno, pero si decidís llevar regalos, si son caramelos que sean sin azúcar y nunca, aunque se os echen encima del coche se los tiréis, no son monos, hay que entregárselos en la mano.
-Cualquier regalo, lo mejor es entregarlo en las escuelas.

Si es conveniente llevar algo para en casos muy puntuales –cuando nos hagan algún favor- “pagárselo” …camisetas, pelotas, etc.

-Aunque estemos de vacaciones siempre hay tiempo para ayudar a alguien y así devolver un poco de lo que recibimos.
-Hay que tener mucho cuidado con los niños, los ciclistas, los borricos y los carros que van por las cunetas sin tener en cuenta el código de la circulación y los carros sin iluminación.

-En las poblaciones, especialmente en las aldeas, hay que atravesarlas a paso de peatón, evitaremos ahumar a los que allí viven, ahuyentarles el ganado o asustar a algún niño y conseguiremos poder cruzarnos alguna sonrisa con alguien.
-No pagar un precio más alto del justo por bienes o servicios y siendo conscientes de las diferencias del nivel de vida no abusar de ellos.

-Allí la caridad es una ley coránica.......y una buena costumbre para cualquiera...

-Es fácil salir pitando de los hoteles y olvidarnos de dar unos DH a los guardacoches. Pasan la noche allí cuidándolos y es su único sustento. 30 Dh por coche si somos grupo es suficiente.
-Cuando charlemos con ellos no debemos reírnos de forma ambigua en nuestras bromas y que ellos no puedan entender el sentido de nuestras risas.

-Llevad gafas graduadas que ya no uséis para entregarlas a los ancianos –solo en lugares donde no tienen posibilidad de atención médica-. Cuando se las prueben, si les vale para uno de los ojos, le rompéis el cristal del otro.

-Tened mucho cuidado de no contaminar los pozos o ríos con jabón o aceites.

-En los puestos fronterizos, en los controles policiales y en los controles militares ninguno tenemos conocimiento alguno de francés, nadie tenemos conocimiento alguno de inglés, y de español, poco......es la mejor forma de pasarlos rápido.
-En la frontera nos vendrán unos hombrecillos vestidos de azul que son ayudantes de la policía marroquí y adelantan los papeles, si decidís utilizarlos no les deis nada hasta que hayan acabado. 20 Dh. está bien por coche.

-Ya es de "uso obligado" las neveras en Marruecos y por tanto el traslado de grandes cantidades de alcohol. Dado el peligro de las carreteras Marroquíes y de la conducción en pista cuando decidimos ir fuerte –zonas desérticas-, lo aconsejable y dado que vamos en grupo y todos dependemos de todos, que el alcohol de alto voltaje -y de bajo- lo reservemos para las llegadas a los hoteles o cuando hayamos acampado por la noche.

-El regateo es un juego y para ellos un rito. No se debe de comprar como en España. Por norma general hay que ofrecer una tercera parte de lo que piden –para subir siempre hay tiempo- Os pondrán cara de ofendidos o te dirán “¿Estás loco?” y harán aspavientos, no pasa nada, es parte del juego. Haced aspavientos vosotros también.
-Han repartido pistolitas de radar a toda la Gendarmería Real y se lo pasan genial apuntándonos, hay que ir muy atentos, pero mejor es ir a velocidad legal.

-No bebáis el agua de Marruecos. Tampoco para lavaros los dientes o no habrá Fortasec suficiente en el mundo que os pueda ayudar.
-Llevad puesta la antitetánica.

Hay mucha pautas más, cada uno podréis ir haciendo vuestro propio código de conducta y conciencia con la experiencia personal o el de los que ya han viajado porque lo que a uno le vale a otro le puede disgustar.

En cualquier caso, esto es solo una muy particular forma de ver África, cada uno que se cree su propio código de comportamiento y actúe en consecuencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario