-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

lunes, 25 de enero de 2021

- Maruja me voy de caza.
- Pero... te llevarás la escopeta, ¿no?
- ¡No!, ez que me voy pada ziempre…

martes, 12 de enero de 2021

Y ayer fueron buenos…



 Los últimos días ofrecieron lo que solo ellos, saturada ya protección civil y militares podían dar.  

 Ayer, Cuattreros repartidos por zonas al haber sido saturado su único canal de ayuda, trasladaban enfermos y recogían médicos y enfermeros de sus domicilios para que pudieran turnar a compañeros que habían ya triplicado guardias por no llegar sus relevos.

 Las puertas de ambulatorios y hospitales eran un ir y venir de todoterrenos de voluntarios recogiendo sanitarios y enfermos para trasladarlos a sus domicilios.

 Ayer se saturó el grupo  SOS 4x4 de Madrid, donde el viernes eran 550 usuarios y en 24 horas alcanzaron los 6.600 al sumarse la Sanidad madrileña a pedirles ayuda. Fue un caos. Hubo que cerrar el grupo al mezclarse las peticiones de tantos con los ofrecimientos de tan pocos, era imposible concertar las ayudas, se desbordaron y cerraron el grupo principal para abrir otros grupos por zonas. ¡Tan pocos para tantos!

 Ayer esos voluntarios vieron las lágrimas de sanitarios saliendo a las puertas de sus centros a agradecer que liberasen a compañeros que llevaban 3 días haciendo turnos sin descanso.

Ayer los voluntarios escucharon a los conductores de las ambulancias: gracias por llegar donde nosotros no llegamos.

Ayer se oían en las cabinas de los voluntarios gritos de los no acostumbrados al ver a sus pilotos sortear las placas de hielo y corregir derrapadas.

Ayer tenían que explicar de forma extenuante que no podían aceptar dinero cuando se obstinaban en hacerlo, y no encontraban entonces explicación a que se les llevara en sus TTs  desde las 6 de la mañana a sus centros de trabajo sin coste.

Muchos voluntarios trabajaron durante toda la noche sacando gente de la carretera. “Yo he dormido una hora”, leí, “no puedo parar sabiendo que hay gente tirada en una carretera sin agua, sin calor, con niños”.

Días duros para esos voluntarios, pero ni antes eran demonios ni ahora ángeles. Solo personas que tenían la máquina necesaria el día necesario, que por un día llenaron sus cabinas con las ventanillas bajadas, de desconocidos que necesitaban dializarse, traumas, o dar el relevo a su agotado compañero del hospital, todos factores altos de riesgo cov¡d pero…. ese día no había covid, ese día había solo que devolver  esa única pizca que pudieron dar a los que desde hace casi un año se han matado por salvarnos la vida.

Y no, esos voluntarios, ni antes eran demonios ni ahora ángeles, porque a esos voluntarios les gustaba lo que hacían. 

Su pasión al servicio de quien lo necesitó.

 

lunes, 28 de diciembre de 2020


 

Temo el día que la tecnología sobrepase a la humanidad. "El mundo solo tendrá una generación de idiotas".

Albert Einstein.

 

miércoles, 23 de diciembre de 2020

El oculista al paciente: siéntese, tápese un ojo y dígame que letra es aquella.
-Paciente: La A.
-Oculista: A ver...tápese el otro ojo, deje libre el derecho y vuelve a decírmelo.
-Paciente: la A.
-Oculista: A ver señor.. acérquese y dígamelo de nuevo.-Paciente: la A.
-medico: Quítese las manos de los ojos y acérquese todo lo posible y vuelva a decírmelo.
-Paciente: la A.
-El oculista se acerca a la pantalla.... ¡Anda coño, si es la A!

viernes, 11 de diciembre de 2020

El Emetérito... no volverá a ocurrir


 Anda que hemos tardado en darnos cuenta del Pinta éste del emetérito que ya cuando le disparó un tiro de niño al hermano ya se le veía venir. Continuó dándose golpes con todos las cristaleras que se encontraba, follándose todo lo que se mueve, tarjetitas black, tiro al elefante, pasta por todos los paraísos, complementaria para venir a casa por navidad. 

Ya desde que cobarde e indignamente abandonó a sus compatriotas en el Sáhara bajando de forma subsidiaria los pantalones de todos los españoles, ya se le tenía que haber mandado a donde amargan los pepinos. Eso sí, es tan campechano...casi tanto como golfo.

Pero se debe de respetar la presunción de inocencia... dicen, aunque lo de bobo ya es un hecho probado, comprobado y por méritos propios, ratificado.

miércoles, 9 de diciembre de 2020

-Cariño, tráeme una manzana.
- ¿Te la pelo?
- Vale, pero tráeme la manzana.

lunes, 30 de noviembre de 2020

Nochebuena y Covid

 

Húmedo día de bici, terreno pastoso que desgasta y te deja listo para echar la tarde derrengado en el sofá. 
Eso es lo que hago, espanzurrarme y entrar en semiconsciencia. 
La tele encendida y con el ojo y el oído izquierdo abierto, semiabiertos, los derechos cerrados, me empiezan a entar los consejos para la cena de nochebuena. 
Más que consejos, instrucciones. Una buena mujer a la que han encargado soltarnos el charro y ocupar unos minutos y ella hace lo que puede. Está dando las pautas para el covid en tan familiar y pastelosa cena.
Por el ojo me entra poca información, pero por el oido abierto algo entra. Estoy oyendo tantas gilipolleces....lavarse todos las manos al llegar, copas con el nombrede cada uno, descalzarse, no coger los langostinos que le sobran al de al lado, cantar bajito, ventana abierta, cada uno su platito con su turrón, disponer de un sobrecito para guardar la mascarilla y brindar sin brindar que .... me voy antes a la misa el gallo. Vaya soplapollez. En fin,

 

domingo, 22 de noviembre de 2020

LA SALUD ANTES QUE EL TRABAJO... LE DIJO EL FUNCIONARIO AL AUTÓNOMO...

viernes, 20 de noviembre de 2020

- Me he aprendido la guía telefónica…
- ¿De memoria?
- ¡No, si te parece razonándola!

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Síndrome del sanitario confuso

 

1.- Reclaman el cierre de toda actividad no esencial (Con lo que no se generan impuestos)

2.- Reclaman más recursos y personal (Se necesitan impuestos)

De aspirinas entienden un webo pero alguna lección de economía...

Quien los entienda....

 


 

miércoles, 4 de noviembre de 2020

-¿Pepe tu mujer tiene coño?
-Claro, como todas.
-Pues mira a ver si dejas de follarte a la mía. 

miércoles, 28 de octubre de 2020

Prohibido prohibir

 

Esto se nos acaba.

La Administración ha cogido la carrerilla de la prohibición.

Mientras éstas aumentan, los colectivos implicados, los que utilizamos el monte, andamos a la gresca entre nosotros. Los moteros no son bien vistos por ciclistas y senderistas, degradan. Y los ciclistas nos guste o no, no somos bien vistos por senderistas, degradamos.

Al final podremos llenar las líneas que queramos con nuestras críticas a otros colectivos que utilizan el monte, o más líneas con quejas por lo difícil que está el nuestro, el de los ciclistas de montaña. Parece ser que lo único que hay que hacer valer es defender lo que practicamos nosotros, a los demás que les prohiban el suyo, por erosionar.

Pues nada, es cuestión de esperar, ya queda menos para que nuestra afición se prohiba, la bicicleta de montaña.

Siempre con nuestro estéril argumento, "erosiona más un quad o una moto, y no digamos un TT".

¿Y a quien le importa eso? Los talibanes ecologistas, o "ecologistas coñazos" como los definió Ussía, que con tanto poder, por coñazos, se han hecho con el cocejalillo barrigudo de Medio Ambiente de turno, que, para que no le den mucho el coñazo, accede a todo o mucho de lo que le piden. Éstos coñazos, le chismorean y aturullan al panzón funcionario, de quien erosiona, no de quien lo hace más.

Una vez han acabado con los motorizados los siguientes seremos los ciclistas, pero en esta locura de prohibiciones, ésta plaga de edictos indiscrimandos no tardará en llegar una vez hayamos caido los ciclistas de montaña a los senderistas. Tienen sus días contados después de nosotros. Poco a poco pero los exterminarán. No pararán hasta hacinarnos en macrociudades donde nos puedan tener controlados andando como estúpidos autómatas en fila india por una acera de 4 metros, apiñándonos en un cruce hasta que un muñequito rojo se apague y se ilumine otro verde para seguir con nuestra hipnótica fila para ponernos en otra, donde nos sueltan una entrada para una película donde veremos grandes prados.

¿Y por qué? ¿Por qué solo nos quedará el cine para verlos?

....Que más dá... por domingueros, por guarros, por ruidosos, por.....lo que sea, lo importante es prohibir.

Ya no se puede comer en algunas playas, ya no se puede fumar en algunas playas, ya no se puede mear en el monte, ya no se puede..... ya no se puede...... ya no se puede,.....hasta una chalada a editado un libro de como cagar en el monte. ¡Señora, en el monte se caga como a uno le venga en gana y se limpia con dos piedras, so cursi! Esto es una auténtica locura, a nuestros Administradores, esos que hemos plantado nosotros y les hemos puesto un sueldo para organizarnos el asunto, se les ha pirado la pinza. Les hemos dado poderes para que se puedan, por edictos, sacarse de la chistera las atribuciones que no les hemos dado.

Esto es prohibir por prohibir, y lo malo es que no tienen quien controle todo esta ridícula y loca situación.

¿Tan difícil es entendernos todos y hacernos fuertes todos los colectivos amigos del monte?

España necesita un buen abogado que pare a todos estos tipos.

Aunque probablemente ya sea tarde. Nosotros nos lo hemos buscado con nuestra intransigencia. Entramos en la "era democrática" de la prohibición por que si.

Ahora a llorar. Esto es lo que nos hemos buscado, eso es lo que nos hemos encontrado.

Siempre nos quedará la bici de carretera, hasta que la cantidad de accidentes la lleve a su prohibición cuando nos hayan quitado la de monte.

Porca miseria.

viernes, 16 de octubre de 2020

-Ringgggg… ringgggggggg – Hola, ¿es el nueve, cinco, dos, ocho, seis, siete, nueve, uno, cuatro? 
– Sí, sí, sí, no, sí, no, no, sí, no.

 

sábado, 10 de octubre de 2020

 

Hemos acumulado en DEMOCRACIA tantas prohibiciones que hemos petado y ya nos hemos cansado de obedecer.

domingo, 4 de octubre de 2020

-¿Buenas tardes, señorita, está el doctor?
-No, atiende de tres a cinco.
-Bueno, voy a buscar cuatro más y vuelvo. 

lunes, 28 de septiembre de 2020

Fenek Rallie Tunician Eco Race



         Una gran experiencia vivida en el desierto Tunecino

 Con dos opciones, acompañamiento y competición optamos por dejarnos de cronos y disfrutar del "no hay prisa africano" pero dos personas, -malditos bribones- de los que te encuentras en la vida por casualidad y de pasada, y sabes, en pocos días, que has acertado, se cruzaron en las nuestras y.... a lo que vamos, que nos liaron -y nosotros que somos de fácil enredar- nos llevaron al huerto y cambiamos la inscripción de "Mortadela y botijo" por la  competi... con una condición, no me hagais correr jajaja, quiero disfrutar de África como ellos, usando el tiempo, no comiéndomelo.
 
 La estrategia de carrera sencilla, -a la par que nula, incluso estúpida- nos juntamos en un equipo cinco coches más el Solitario, un crack que compite en rallies y que se compra el coche una semana antes, le explican que tiene que seguir unas miguitas que salen en una pantalla hasta que se encuentre un globo hinchado que ponga meta y mete primera y a tirar millas como alma que lleva el diablo.

 La estrategia del resto del equipo. "La táctica el bocata"  la de ponernos detrás -cuando no tenemos hambre, si la hay paramos y comemos- del equipo que se lleva currando los tracks desde el siglo XII y rediseñan a diario su estratategia de carrera durante la noche anterior repartiéndose las funciones mientras los demás nos cocemos a alcohol y chuparles la rueda, la rodera y el rebufo. Somos (y así manifestamos y reconocemos) unos supervivientes, los cuervos del desierto, los rastreros que vivimos del esfuerzo de los demás, las hienas carroñeras.... bueno, bueno, ya está bien.
   Por las noches enviábamos un espía  -que no bebía alcohol por funciones de responsabilidad extrema- a la zona enemiga solapado en las sombras de la luna nueva  a escuchar su planificación y sobre esa información rediseñábamos la nuestra que consistía en hacer lo mismo de siempre pero unas veces en las paradas sacábamos queso y otras chorizo   -Espero no os lo tomeis a mal- Sooomos maaalos jojojo.
Era nuestra única posibilidad con el espíritu de  romper tiempos que llevábamos en el cuerpo de sumar un punto y en el desierto vale todo para sobrevivir jeje. La llamaremos la estrategia del Tuareg-gorrón.
 Circulábamos con unas banderitas rojas de Túnez sujetas a una pajilla de horchata que nos vendieron por dos fichas cada una y fijadas en una caña de pescar para ser visibles en las zonas bajas de las dunas. Desde atrás parecíamos los cochecillos de choque de las verbenas.
Según avanzaba el sol y secaba las arenas aumentaban los atrapamientos  en las dunas que íbamos solventando como podíamos, unas veces con winch, otras eslingas, con planchas, hi-lift y en mi caso, las más, las muchas más, con pala. He movido de sitio con mi pala medio Sahara. Yo sé que alguien me ha debido de amotar "el tonto la pala" pero lo que me he reído -que diría el gran Gila-...antes que llorar. Los del helicóptero se debían de estar partiendo la caja de ver un tío debajo un coche vaciando el desierto.

He pagado un pastón por cambiar la arena de un sitio a otro, la próxima mayormente paleo en Benidorm y me gasto el dinero en paellas y además puedo hacer flanes.

Cuando los clásicos sistemas de liberación en dunas no funcionaban optábamos por utilizar a los Etéreos.
Los Etéreos es una mejora que pienso que pone la Organización (es solo un pensar muy mío) y que son para que el pueblo llano me entienda algo así como unos ángeles de la guarda que pululan libre y alegremente por el desierto y que cuando has agotado agua, fuerzas, ganas y los dedos parecen reventar de haber sacado media tonelada de arena arrastrándola a mano de debajo del coche, te pasas la mano por la frente, te quitas el sudor, miras hacia el sol en un último extertor y ves un reflejo sobre la duna, un halo.... ¿Dios? ¿El túnel de la muerte? ¿El áurea?  No. Centras la mirada y...

 ¡Allí están, los Etéreos!  Dos almas libres que son tu última oportunidad de que no vendan tus huesos en trocitos en un bazar diciendo que son dientes de tiburón.

¿Como les localizas? No hay que buscarles, frotas un botijo y salen de debajo de la arena, silenciosos, sublimes, esponjosos, te ponen las ruedas en movimiento y como vinieron, desaparecen, tragados por la arenas con una frase de despedida que suavemente depositan en el aire. "Nosotros no hemos estado aquí". No sigas su rastro, ni su trazada. No existe. O levitan,  o tienen la línea de Metro bajo las arenas, o lo más seguro, como los genios van dentro de mi botijo*y cuando le froto comunica por bluetooth a través del carrete fotos (pirulover) que te ponen en el cristal para contar no se qué, enlaza y aparecen. No sigas su huella. No existe. Son los espíritus del desierto.
 *Hácerse notar en este punto que las precisas indicaciones de la Organización es la de que está prohibido frotar botijos, salvo que quieras irte a casa con cero puntos por penalizaciones varias.

Muy de agradecer el tesón de los responsables de la prueba que debido a los últimos incidentes terroristas tuvieron que soportar muchas bajas de la carrera y no obstante llevaron con la misma ilusión la prueba hasta el final.
 Cuando todos ya estábamos reventados ellos tenían que volver al desierto a enciscarse en la arena y rescatar un coche que dejamos allí 2 días antes. Aquí es cuando se saca "África", cuando la cabeza ya flojea y alguien pide ayuda y coches de apoyo para volver a meterse, ya con pocas fuerzas y ganas, otra vez en las arenas sin saber si tardas un día, tres, o pierden el barco pero el coche había que sacarlo. Para la Organización su responsabilidad, para los demás voluntarios... el compañerismo y el espíritu de equipo que la ciudad nos quita y que los que aquí bajamos sabemos usar.
  Mi equipo la caña. Agotados o no, a ninguno le faltaban ganas de quemarnos al sol, a veces horas para sacar el coche atrapado. Ninguno miró hacia otro lado para que otro sacase antes que tú por nonanosexta vez el winch y nadie se escondía del tórrido trabajo de pala, aunque la mía no se la dejaba a nadie jajaja. Eesss mííííaa.
Si en el cemento todos fuésemos capaces en nuestros contratiempos, dificultades y problemas diarios de comportarnos así... buff., hasta Rajoy nos sacaba de la crisis.



Ya no pongo más nombres, que no quiero quedar mal y todos siempre te dejan su huellita... bueno sí... no lo puedo evitar. Los dos chiquillos que acabo de conocer. ¡Joder,sin palabras! ¿Donde os habeis escondido hasta ahora?  Y alguien a quien conocí el año pasado y que todo le vale y para él todo está bien. Un abrazo Sergi, nos tenemos que ver más y si es con tu copi mejor. Eesee Albert!!!  (No te perdonaré nunca el jaque pastor que me metiste. Soy muy rencoroso.)

En cuanto al pais, una pena. cuatro cabrones les han hundido. Tres meses sin recibir cruceros llenos de turistas, los hoteles vacíos. Las tiendas.... en fin.
El pais en estado de emergencia desde junio, tomado por el ejército, intentando su gobierno dar una imagen de tranquilidad, escoltándonos en todo momento. Los hoteles con militares, algunos con tanquetas en las puertas y comunicándose unas regiones con otras de nuestro paso para enlazar las escoltas. En el desierto un helicóptero siguiendo nuestro hacer. Han tenido en todo momento controlados nuestros movimientos sin molestarnos. Si nosotros nos movíamos ellos se movían, si nos dividíamos lo comunicaban y otra escolta nos acompañaba. Yo una noche me perdí solo en un pueblo y una escolta me llevó hasta el hotel.
Las gentes agradeciendo que volvamos a mover su pais que básicamente sus ciudadanos viven del turismo y pidiéndonos que pongamos por facebook como nos han tratado para animar a Europa a sacarles adelante. Ahora Túnez es un lugar seguro. Esperemos que lo antes posible sus gentes puedan volver a la normalidad.
 

Desde aquí mi granito de arena (bueno, de arena no que ya llevo mucha dentro de las orejas), para devolverles la hospitalidad que nos brindan y su amabilidad y transmitir la tranquilidad que hemos percibido.

AQUÍ NO HAY Estado Islámico. Solo cuatro gilipollas que cuando lleguen arriba y vean que ahí no hay una sola virgen de las que les prometieron desvirgar se van a cagar en algún ramadiano de aquí abajo que les lió pero bien.

Un consejo a los Yihadistas, buscaros las mujeres aquí abajo y disfrutadlas, con su permiso, -que es más divertido y satisfactorio-, que ahí arriba os han vendido la moto y no hay ni una, y menos vírgenes. Solo vais a encontrar los gusanos que os van a ahuecar. No vais a echar ni un solo polvo. Memos.


Gràcies novament a tots per estar quaranta persones atents a dos madrilenys parlant en castellà. ens hem sentit molt mimats. petons i abraçades repartits a tots. GRÀCIES

Nos vemos Territori!




Pequeño vídeo cortesía Club Territori.

https://www.facebook.com/fenekrally/videos/950675521658548/

martes, 15 de septiembre de 2020

Soy bipolar.
- ¿Sí?
- No.

 

martes, 1 de septiembre de 2020

LOS AFORTUNADOS DEL COVID Y LOS DEL MUNDO DE YUPI

 


Afortunados somos los que nos podemos tragar un confinamiento -y dos- en casas con jardín, afortunados somos los que no nos han largado a un ERTE, afortunados somos los que nuestros comercios, aún con grandes pérdidas, han podido mantenerse por sus características medio abiertos, afortunados son los funcionarios, que siguen manteniendo sus puestos de trabajo.

Nuestros sanitarios, servicios de seguridad, educadores, cobran del Estado.

El Estado paga estos sueldos y mantiene o mejora su calidad a través de los impuestos.

Si no se abren los negocios no se generan impuestos para pagar a estos pilares de nuestra sociedad.

Se nos llena la boca de pedir más personal y más inversión.... pero el dinero no lo produce una fotocopiadora.

Si no se generan impuestos por falta de tejido empresarial volverán los Desafortunados....

... confinados sin jardín, enfermos sin camas UCI, autónomos sin negocio, empleados sin patrón, niños sin amigos, ancianos “sin familia” y los depresivos “encarcelados” pensando de qué planta tirarse.

No es necesario ser negacionista para comprender que sin equilibrio salud-economía, nuestra sociedad morirá de covid, de ruina o de soledad.