-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Nacida para sobrevivir


PRUEBA Y TESTEO DE LA BICICLETA ESCOTTEX UNO PUNTO UNO EQUALITY.

No es necesario palparla, es suficiente una primera mirada de soslayo para sentir que nos traemos entre manos, para saber que nos encontramos ante una sobria máquina, una yegua salvaje, un somormujo de las retamas que nunca defraudará ni al más exigente usuario y porqué no decirlo, usuaria.

Solo dar la primera pedalada y ya algo propiamente dicho nos indica, que nos encontramos ante una dama feroz, sobria pero ágil, esquiva pero dinámica, audaz pero sensitiva.

Cierto es que el lanzamiento de su horquilla, -creo que es la horquilla, si no lo otro-, nos puede jugar alguna mala pasada si nos encontramos en una trialera con una monja tocando la guitarra o simplemente frente a una morsa ecuestre, pero a poco que sobrecarguemos el retraso de la tija con nuestro ano, compensará ese pequeño desequilibrio que no deja de ser una sensación propiamente dicha y en ningún caso una actitud. Siempre responderá fielmente a nuestros closnollos. Incluso con lluvia.

Aún así se echa en falta un aumento de los grados de torsión de un par de atmósferas, grosso modo. Esto corregirá la flecha de la biela y aumentará la mosflalla del piñón que tiende a retacar.

En las siguientes imágenes cedidas por Bryan Mc Dowell (Gracias Bryan)podemos disfrutar las sensaciones que transmite tanto en ruta, como demostrando que es una agresiva trepadora y llegar donde otras muchas con más pretensiones y mejor ángulo Thorsen no llegan ni de coña.

Aunque las primeras sensaciones son de que nos encontramos ante una máquina para cortos paseos, nada más lejos de la realidad, ¡no jodas! Nuestra Escottex nos reserva grandes sorpresa ocultas,, y que por ocultas puedan parecernos casnoplias, pues no, ¡coño que no! Que no es así ostias, que carga que te cagas.

Aquí puede observar el avezado lector a poco que se fije que a diferencia de la competencia nos sorprende con una tercera rueda de repuesto. Esto parece una gilipollez pero no es así, si tenemos en cuenta que podemos evitarnos el llevar una cámara de repuesto.
En el reportaje fotográfico se puede comprobar que nuestra Escottex carga lo no escrito, incluso lo nunca visto. En el momento de la prueba no pudimos por causas ajenas a nuestra editorial someterla a la prueba del botijo, pues no llegó al cierre de la edición, pero pudimos comprobar que nuestra pequeña Escottex, no solo se lo traga todo, sino que lo absorbe todo. Sus señas de identidad no tardan en aflorar e incluso a veces aflugir y regurgitar, y nos hace encontrarnos ante una auténtica bestia pero bella a la par que eso es lo difícil no te jode.

Hogareña pero también gaznaflilla y soborbeta, aqui podemos ver a nuestra rapaciña tímida pero curiosa.
No nos dejemos engañar por las apariencias, nuestra scottex es fácil de transportar.
Se traslada bien, se guarda bien y siempre nos deletairá con pequeños rincones donde trasportar nuestros enseres y barblastos. Siempre nos sorprenderá y nos dejará boquiabiertos su capacidad de carga.
En definitiva, pocas máquinas hemos testado que nos transmitan las sensaciones de igualdad, libertad, desahogo y crescencia que nuestra sobria y bien modulada Escottex que de haber tenido en las cubiertas probadas unos tacos un poco más abiertos y en forma de liendre para facilitar su drenaje habría sido más dócil de frenada.

Como punto negativo, si destacaríamos la redondez de la tija y principalmente de la potencia. Ésta, es francamente mejorable, a poco que se la eche aceite de oliva y un par de tomates en el rodamiento interno.
Tampoco va a destacar de una forma ostentosa el buje trasero, es algo lento e impreciso en sus reacciones y en alguna subida puede darnos sensación de torpeza, pero ya sabemos amigos que la bici perfecta no existe y nuestra pequeña Escottex ahí es francamente mejorable, pero al fin y al cabo es solo el trasero, el delantero compensa sobradamente las carencias de nuestra vieja compañera de salidas y es raudo y en algunas ocasiones voraz y giratorio.

Como conclusión decir que quien opte por esta soberbia doncella del monte no saldrá defraudado y regresará siempre con una amplia sonrisa en las fauces que le llevará a no encontrar un mejor sitio para esta bestia del rodar.

NOTA DEL PROBADOR: Que malita es la lluvia...aquí llueve.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Mi Jaca…galopa y corta el viento cuando pasa por el pueblo camini…to de Jerez-

¡PACO POR DIOS! Es la última vez que me pongo encima.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Quemar rutina ya!

¡Ya lo echaba en falta...Demasiada ciudad, demasiado trabajo estéril en una España que cruje, y demasiada preocupación urbanita sin solución. Necesitaba evaporar una buena dosis de adrenalina, perderme y cagarme vivo…¡Como antes joder!

Me levanté temprano, dejé la cámara de repuesto en mi cuevita, no la quiero para lo que necesito hoy. Miré de reojo mi cajita de barritas energéticas caducadas. Hoy os quedáis ahí. Hoy quiero asustarme. Hoy quiero olvidarme durante unas horas de que vivo en la España de la crisis y su euro agoniza, de que hemos tenido los santos cojones de votar a los mismos que nos han metido en ésta liada para sacarnos de ella. Quiero olvidarme de que existe el 112, la crema solar y Protección Civil. Hoy quiero estar solo, mi bicicleta y yo, solo ella, pasar un buen, o mal rato. Sin más ayuda que ella y yo. Como antes.

Solo un resquicio modernista, mi GPS, pero solo para meterme, hoy no quiero que me saques. Las pilas, adrede, agonizando. Solo necesitaba las justas para entrar, no para salir. Siempre conmigo, mi brújula de mercadillo, con su termómetro al dorso que siempre marca 42 grados. Sin aceite. De agua sucia e imantada a la primera herradura que pille. No aciertas nunca el norte querida compañera, pero lo intuyes.

El tiempo según Maldonado, chubascos. Según Terra un poco de cada, que es lo justo para acojonar y dejarte en casa. Al final el mejor parte el que dios nos dio a entender, sacar el brazo por la ventana del dormitorio y lo que toque, que siempre es bueno....aunque llueva.

Llevaba demasiado tiempo entre semáforos, en estúpidas reuniones de corbata y Blackberry, entre el “usted” y el “encantado de conocerle”. Entre negocios inertes de una España que nadie sabe hacer flotar, aunque Rajoy diga que nos sacará ¿?…. de donde él y el otro, nos metieron.

Necesitaba respirar monte. Necesitaba pasarlo mal. Y mal que lo pasé. Las pilas aguantaron lo suficiente para indicarme, a lo lejos, una posible salida, las fuerzas justitas, tan justitas que me abandonaron a poco de iniciar la gran subida que me sacara del valle donde me metí y donde mi cartografía solo marcaba curvas y curvas de nivel. Me tocó empujar mucha bicicleta, me tocó asustarme, me tocó gastar suela y acojonarme pero...¿No es lo que buscaba?

¡Tanto tiempo sin asustarme! Tanto tiempo, ya meses, domesticado. 58 km. Los últimos 8 por carretera, no había mas fuerzas. Pero ya tocaba perderme. Y mejor solo.

Necesitaba que mi Sociedad, mi "civilizada" Sociedad, me dejara un rato en paz. Yo pedaleando y ellos subiendo la mierda de prima de riesgo de los cojones. Lo conseguí, me acojoné, me quedé sin fuerzas, sin pila en el Gps, sin barritas energéticas, sin cobertura en el telefonito y sin adrenalina. Una bicicleta, mi desorientada y vieja brújula y un cachito de monte.

BARATO BARATO.

jueves, 17 de septiembre de 2015

La chufla del 17



- Mamá, ¿me das galletitas?
- Claro hijo, pero primero ve a lavarte las manitas.
- Pero mamita, yo no tengo manitas
- Entonces sin manitas no hay galletitas.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Código africano

Se ven cosas tan feas de los que bajamos allí abajo....ni son "moros" ni son monos.

Algunas pautas y algunos trucos.

-Nunca fotografiéis a personas rezando, ni cuarteles o cualquier edificio militar.

-Para hacer fotos a alguien y sobre todo en el sur, hay que pedir permiso y especialmente a las mujeres, a muchos no les gustará y en la cultura musulmana a algunos les puede parecer incluso ofensivo, lo que habrá que respetar, agradecerlo con unas monedas no está de más.
-Enviar las fotos prometidas a los fotografiados.

-Hay que ser moderado en el vestir cuando estemos en zonas masificadas. Una vestimenta “escasa” especialmente en las mujeres puede ser ofensiva en algunos lugares. Igualmente nosotros debemos de eludir el pantalón corto si entramos en alguna zona de culto

-Si estamos en zonas alejadas del turismo es un signo de respeto quitarnos las gafas de sol para dirigirnos a alguien.

-Procurad diseñar vuestros viajes de tal forma que siempre os quede un rato para cruzar una mirada o una sonrisa con alguien, charlar un rato por el idioma de los gestos o echar una mano a quien lo necesite. Siempre vamos con prisa a África y en África, no hay prisa.
-Seamos humildes y respetuosos en nuestro trato con las gentes. Somos sus invitados, somos iguales que ellos, personas.

-En África no hay prisa por nada. Por tanto nosotros que normalmente si que la tenemos podemos ser tomados por mal educados, mejor no empezar con “regateos” y “negociaciones” si el grupo está arrancando coches o si no tenemos el suficiente tiempo para dedicarles.

-Nunca rechacéis un té si no es ofrecido "con espíritu comercial" para cerrar algún trato.
-A los niños no hay que darles dinero nunca.

-Encontraremos muchos pidiéndonos caramelos y bolígrafos no es bueno darles porque dejan de ir a la escuela para "vivir" en las cunetas pidiendo, eso queda ya en cada uno, pero si decidís llevar regalos, si son caramelos que sean sin azúcar y nunca, aunque se os echen encima del coche se los tiréis, no son monos, hay que entregárselos en la mano.
-Cualquier regalo, lo mejor es entregarlo en las escuelas.

Si es conveniente llevar algo para en casos muy puntuales –cuando nos hagan algún favor- “pagárselo” …camisetas, pelotas, etc.

-Aunque estemos de vacaciones siempre hay tiempo para ayudar a alguien y así devolver un poco de lo que recibimos.
-Hay que tener mucho cuidado con los niños, los ciclistas, los borricos y los carros que van por las cunetas sin tener en cuenta el código de la circulación y los carros sin iluminación.

-En las poblaciones, especialmente en las aldeas, hay que atravesarlas a paso de peatón, evitaremos ahumar a los que allí viven, ahuyentarles el ganado o asustar a algún niño y conseguiremos poder cruzarnos alguna sonrisa con alguien.
-No pagar un precio más alto del justo por bienes o servicios y siendo conscientes de las diferencias del nivel de vida no abusar de ellos.

-Allí la caridad es una ley coránica.......y una buena costumbre para cualquiera...

-Es fácil salir pitando de los hoteles y olvidarnos de dar unos DH a los guardacoches. Pasan la noche allí cuidándolos y es su único sustento. 30 Dh por coche si somos grupo es suficiente.
-Cuando charlemos con ellos no debemos reírnos de forma ambigua en nuestras bromas y que ellos no puedan entender el sentido de nuestras risas.

-Llevad gafas graduadas que ya no uséis para entregarlas a los ancianos –solo en lugares donde no tienen posibilidad de atención médica-. Cuando se las prueben, si les vale para uno de los ojos, le rompéis el cristal del otro.

-Tened mucho cuidado de no contaminar los pozos o ríos con jabón o aceites.

-En los puestos fronterizos, en los controles policiales y en los controles militares ninguno tenemos conocimiento alguno de francés, nadie tenemos conocimiento alguno de inglés, y de español, poco......es la mejor forma de pasarlos rápido.
-En la frontera nos vendrán unos hombrecillos vestidos de azul que son ayudantes de la policía marroquí y adelantan los papeles, si decidís utilizarlos no les deis nada hasta que hayan acabado. 20 Dh. está bien por coche.

-Ya es de "uso obligado" las neveras en Marruecos y por tanto el traslado de grandes cantidades de alcohol. Dado el peligro de las carreteras Marroquíes y de la conducción en pista cuando decidimos ir fuerte –zonas desérticas-, lo aconsejable y dado que vamos en grupo y todos dependemos de todos, que el alcohol de alto voltaje -y de bajo- lo reservemos para las llegadas a los hoteles o cuando hayamos acampado por la noche.

-El regateo es un juego y para ellos un rito. No se debe de comprar como en España. Por norma general hay que ofrecer una tercera parte de lo que piden –para subir siempre hay tiempo- Os pondrán cara de ofendidos o te dirán “¿Estás loco?” y harán aspavientos, no pasa nada, es parte del juego. Haced aspavientos vosotros también.
-Han repartido pistolitas de radar a toda la Gendarmería Real y se lo pasan genial apuntándonos, hay que ir muy atentos, pero mejor es ir a velocidad legal.

-No bebáis el agua de Marruecos. Tampoco para lavaros los dientes o no habrá Fortasec suficiente en el mundo que os pueda ayudar.
-Llevad puesta la antitetánica.

Hay mucha pautas más, cada uno podréis ir haciendo vuestro propio código de conducta y conciencia con la experiencia personal o el de los que ya han viajado porque lo que a uno le vale a otro le puede disgustar.

En cualquier caso, esto es solo una muy particular forma de ver África, cada uno que se cree su propio código de comportamiento y actúe en consecuencia.

viernes, 11 de septiembre de 2015

La chufla del 11




¿Doctor como está mi marido?

Lo siento, lo hemos perdido.

Pues búsquelo

No me ha entendido, ha muerto

¡Claro, lo dice solo para no buscarle!

miércoles, 9 de septiembre de 2015

¿Cómo cambió África tu vida?


 (Carlos Llanos Deportista de ultradistancia)

En África sobra tiempo y faltan recursos para llevar una vida digna.
En el primer mundo falta tiempo y sobra dinero para llevar una vida digna.
Nos compramos cosas que no necesitamos, y no lo compramos con dinero, lo compramos con el tiempo que hemos tenido que dedicar para conseguir ese dinero.
Somos presos de cosas que no necesitamos.
Creo que el camino más corto y más recto para la felicidad es la libertad. Y África te enseña a alcanzarlo a través de la austeridad y la sencillez. Cuanto menos cosas tengamos, y más valoremos lo mucho que tenemos, más felices seremos.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Buenas noches Gordito

Laila sa´eda. 
A quien siga tu camino... no seas solo buen mecánico, acuérdate de las caras y de los nombres de las miles de personas que pasen por tus manos como solo Gordito sabía, huele la pista por la que vamos a entrar en Zagora como él solo hacía, espera horas y horas en la cuneta nuestro paso, recorre con tu motillo la calle arriba y abajo toda la madrugada buscando piezas en cualquier rincón como yo le vi en mis noches de insomnio desde mi ventana. Préstale un amortiguador y dile “en otro viaje ya me lo devuelves”. Coge nuestros coches en el hotel y déjalos puntuales a la hora que te digamos que salimos a nuestra próxima etapa. 

No te bastará con ser un buen mecánico, trndrás que tener su carisma y su "piel".
Sonríe, trabaja, disfruta ayudando y……algún día podrás parecerte en algo a Gordito. 

Disfruta en tu riad sahib. Sigue velándonos en la arena.
 Inlha´Allah

viernes, 4 de septiembre de 2015

La chufla del 4

Hoy estudiaremos en clase educación sexual.
…..¿podemos ir a recreo las que estamos embarazadas?