-NO TE PREGUNTES SI ERES FELIZ, PREGÚNTATE SI HACES FELICES A QUIENES TE RODEAN.

jueves, 30 de abril de 2015

La rehufla del 30



-No juguéis con fuego.
-Y fuego se quedó sin amigos.

domingo, 26 de abril de 2015

Que me quemen y al contenedor verde


Por favor que los neutralicen. Que los volatilicen, que los amordacen o los aletarguen bajo una capa de hormigón. Gruesa.

No puedo más, he llegado 50 años tarde a este mundo. Quiero morirme como antes, porque sí. Sin que nadie me investigue más lo que respiro, lo que huelo o descubran de tanto mirar al microscopio un nuevo bicho mutante que me va a pintar mis células de morao a la que me descuide.

Estoy empachado de científicos aburridos, ecologistas coñazos, presupuestos del Estado que allá por el folio 45.300 destina una partida a joderme la vida encargando a algún casposo descubrir que vivo, convivo y respiro alguna mierda que tarde o temprano me cambiará de barrio.

¡Coño! Me quiero morir de viejo, de un paro cardiaco o porque me los he pillado con la tapa del piano. ¡Como se moría antes uno cagonlaórdiga!

Hace unos días un pesado se entretiene en gastarse mis cuartos en concluir y darme la chapa con que debajo de mi casa, por estar construida en zona granítica, se concentra una gran cantidad de gas radón que se va a comer todas mis células una por una dejándome para sopa.
Hoy me sorprenden con que otro ecologista, pelma de por si y de porsá, ha averiguado por su cuñada la Asun, una científica progre que tiene una beca en un laboratorio subvencionado de Alcaudete, que las lámparas de bajo consumo que el gobierno se empeña en meter en nuestras casas tienen gran concentración de mercurio con lo que nos va a dar otro cáncer a los que nos escapemos del radón.

Para uno, el mercurio, ese líquido tocho que se mete en los termómetros y se pasa la existencia aburrido, subiendo y bajando, y para el otro, el radón, ese gas que de noble no tiene nada y de cabrón mucho según la Asun, la cuñada progre del ecologista coñazo, solo tiene una solución según la comunidad científica...... que ventilemos la casa.
En el caso del gas innoble, un mínimo de dos horas. ¿Pero como coño voy a ventilar mi casa dos horas cada día? ¿Y que hago con mi calefacción? ¿Y que hago con mis ventanas con rotura al puente térmico? ¿Y con todo el fieltro que me he gastado en tapar las rendijas de las ventanas?

De verdad eh, dejadme morir como antes. No investiguéis más: Parad un rato e iros a bailar los pajaritos a Benidorm. Quiero morir como murió mi abuela, murió porque se tenía que morir caraja.

Joder que alguien pare el mundo que me quiero bajar.
¡No! Que se bajen ellos y me dejen morir como lo hizo, Edinson, o la cocinera de Carlos II o Cristobal Colón, pero no por el síndrome de Reiter, es más romántica la versión primera, por un puto infarto coño, como yo quiero morir, porque sí, sin gases capullos reconocidos o líquidos cabreados por no servir ya ni para meter en un termómetro.

Tiradme al cubo verde pardiez.

martes, 21 de abril de 2015

La rechufla del 21



Me pone un kilo de tomates y me enseña las tetas.
-¿Cómo?
-Es que me han dicho que con el PP hay confianza en los mercados.

lunes, 13 de abril de 2015

El “efecto llamada”



No tengo muy claro que abundar en el comportamiento de algunos racionales que pululan en nuestra dimensión sea bueno para nuestro colectivo. Me refiero a los de las trampitas en el  monte. La "publicidad" de estas acciones crea un efecto llamada de mamíferos paralelos a los que les pone cachondos la ideita.
                                                                                                   
En cuanto a los que no le encontráis explicación, no es tan complicado de entender, los humanos no somos clones y es por ello que revolotean entre nosotros pequeños Nicolases, fans de Gemeliers, hinchas de futbol, los que se casan sin verse o el colectivo “Princesa del Pueblo” que consiguieron subir en una encuesta hace un par de años a la quinta posición como fuerza política a Belén Esteban.

Luego están los "otros", los que al salir de un vientre salen torcidos, no creo que la definición adecuada sea la de malas personas,  parece más como que son almas errantes que no encontraron correctamente la salida del útero, como algunos políticos clase beta, yihadistas que nos ponen los pelos de punta con lo que ahora les ha dado por hacer porque “mola”, y ahora, los de las trampitas, para que como poco nos demos un revolcón.

La "publicidad" de estas acciones crea un efecto llamada al lelo, no conciencia a estos torcidos de testa, los estimula, y además, como la mayoría son bobos de origen, no se les ocurre hasta que no se lo enseñamos nosotros con nuestras protestas las cachondadas que pueden hacer con unos clavitos y un palote.

No sé yo…                                                                                 

La rechufla del 13

-Papá quiero ser del Ku klux Klan. 

-Hijo además de negro eres gilipollas.

martes, 7 de abril de 2015

Llegó la caza, se jodió la bici



Acabo de llegar de una de esas salidas que hago solitarias por mi zona de todos los días, para encontrarme conmigo mismo y ya de paso con los ruidillos de mi bici, cuando ensimismado en mis pensamientos veo en lo alto de la peña un elemento que me chista. Chsssss Chssssss

¡Coño! que hace este tío aquí vestido de encina. Le miro y analizo su alegre vestir..... pantaloncillo modelo "forestal" de pana para ir a la Antártida (18º hoy en Hoyo), chalequín sin mangas a juego con la encina de al lado donde se oculta (en argot: "Donde se aposta"), gorrilla con orejeras, espingarda de dos cañones en posición de carga, los zapatos, no los quise mirar, me daba miedo no poder digerirlo.

Rompia el conjunto geyper-camuflaje, camisola de manga larga de franela con cuadros "rojos-montería".

Muy bajito como si algo pudiera huir se dirige a mi y me dice:

Geyper-man: ¿Que hace usted aquí?
Yo me miro, me remiro también mi estúpido vestir, compruebo que llevo mi bici debajo de mi, le miro a él y le digo: Pues ya vé usted...... que he salido a comprar unos churritos y el Marca.

Geyper-man: Es que estamos cazando y somos muchos por aquí.

Yo mismo: Y yo montando en bici, y estoy solo.

Geyper-Man: No puede estar por aquí se puede llevar un disparo.

Yo mismo: ¡No joda! ¿Que hago? ¿me voy a mi casa?..... Buenos dias señor Encina, siga usted con sus tiros pero ponga atención en no darme.

Continúo escuchando mi bici: Clic, clic, chorrouk.

A un kilómetro un tío en lo alto una peña: YYYYYYIIIIIIEEEEEEEEE!!!!!!!!

Yo mismo: ¡Arrea!!! ¿A este tío que le pasa? Y está vestido igual que el otro, ¡será su hermano!

Miro a mi alrededor a ver si está llamando al ganado. Pues no, no hay nadie, creo que se dirige a mi.

Le contestaré que no hay que ser maleducado: ¡QUIIIIIIAAAAAAAAA!!!!!!!

El de la peña: (Con aspavientos y movimientos profusos de brazos):

¡YIIIIEEEEEEAAAAAHHHHHH! Y más palabras inteligibles.

Yo, que me gusta ser educado pero si me suelto las manos para saludarle me caigo, paso de devolverle los aspavientos que supongo que es que me estaba saludando desde lo alto la peña.

A las dos horas vuelvo a pasar de vuelta y ahí estaba el señor Encina, en el mismo metro cuadrado que le dejé, con su gorrilla, su camisa rojo-montería y su calzado, que no me atreví a mirar. No se había movido un metro, debía estar apostado mayormente. ¡Vaya domingo que se ha debido de pegar el tío!

Esta vez no se dirigió a mi.....ni para dispararme, que detalle.

Pues que bien, si no me veis por aquí algún dia es que alguien se está haciendo unas sopas con mi panceta porqué dejar de montar en bici, lo que se dice dejar de montar, va a ser que no.

*¿Que quiere decir YEEEEEEIAAAAAAAHHHHH cuando te dirijes a una persona?......¿buenos días tenga usted? ¿Que buen día de campo compartimos? ¿Váyase a joder la marrana a otro lado?.

...No se, no se que quería decirme el buen hombre.